Golden State Warriors vs Houston Rockets

Posted on

Harden (38+10) volvió a liderar a su equipo hacia la victoria, la segunda en la serie y la segunda seguida.

La NBA se ha abonado al 2-2 y eso hace feliz a cualquier aficionado: baloncesto gratis para todos. Una de ellas es la que incumbe a Houston Rockets y Golden State Warriors después del 112-108.

James Harden falló un tiro libre y abrió la puerta a la prórroga. Con 111-108, primero Durant y después Curry tuvieron sendos triples para empatar el juego y llevarlo al tiempo extra, pero ambos fallaron. Acto seguido, Chris Paul cerraba el choque al anotar un tiro libre con 2,9 segundos por jugar poniendo el definitivo 112-108.

Importante la contribución en la recta final de Chris Paul, que no había hecho hasta esa recta final un buen partido.

Camisetas nba baratas

En Warriors, 34 puntos de un enorme Kevin Durant, 30 tantos y 8 asistencias de Stephen Curry, mejor cuanto más se acercaba el final, y 15 tantos, 10 rebotes y 5 asistencias de Draymond Green, que hizo una gran segunda parte. En el lado negativo, el flojo partido de Klay Thompson.

Después de caer en el primer cuarto (25-28) y enderezarlo todo en un gran segundo cuarto (36-26 y 61-54), Houston, que llegó a gozar de un tope de 17 puntos de diferencia, presumió quizá de un final de encuentro cómodo, pues entraba en la recta final con 9 puntos de ventaja. El 110-101 anunciaba las mejores cosas para los de Mike D’Antoni pero un parcial de 0-7, rematado con un triple del inexplicablemente discutido—por algunos—Stephen Curry dejaba a falta de 19 segundos una vida entera para Golden State (110-108). Curry, 30 puntos y sobre todo un buen arranque de velada, y Kevin Durant, que sigue fino fino y se fue hasta las 34 unidades, fueron los bastiones de los de Steve Kerr.

Con 110-108 Houston tenía la bola y el 2-2. Inteligentemente la posesión fue a parar a James Harden, quien fue objeto de falta. La Barba llevaba otro duelo memorable a sus espaldas, ojo averiado mediante y cansancio casi eterno de una Temporada Regular a ritmo de MVP. Erró un tiro libre, lo decíamos, y pudo ser vital. De ahí salió Houston con un escaso 111-108 frente a un equipo que te puede hacer un triple sin pestañear. Lo intentó Durant desde el perímetro y falló, pero la prórroga todavía era posible porque los Warriors cogieron el rebote ofensivo… y Curry no encestó su intento de triple.

Con tres segundos, Chris Paul había cogido el rebote clave. Durant buscó el milagro de hacerle falta y que fallara los dos. CP3 le puso suspense enviando fuera el primero. Convirtió el segundo. Fin. Y 2-2. Empieza todo de nuevo.

Mira todo el proceso del juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *